Cada vez más personas buscan abogados de derecho civil en Granada, puesto que son los que manejan el área del sujeto de derecho y relaciones familiares, así como del patrimonio.

El contrato de arrendamientos urbanos se aplica a los arrendamientos de vivienda o arrendamientos para uso distinto de vivienda y se regula por la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Debemos entender la ley para saber cómo actuar y defender a nuestro cliente. Los abogados de derecho civil en Granada están al día de las novedades que introdujo esta ley y de las modificaciones que sufre a lo largo del tiempo, renovando la materia y sus conocimientos.

La Ley de Arrendamientos Urbanos nace con el objetivo de flexibilizar el mercado del alquiler de viviendas. Para llegar a lograr dicho objetivo, la ley modificó una serie de preceptos:

Establece que los contratos de alquiler se amplían de 3 a 5 años, y hasta 7 años en el caso de que el arrendador fuera persona jurídica.

Además, limita la fianza a entregar por el arrendatario al importe de 2 mensualidades.

Reducía de cinco a tres años la prórroga obligatoria del contrato y de tres a uno la prórroga tácita.

La LAU entiende que es preciso normalizar el régimen jurídico del arrendamiento de viviendas para ofrecer la protección adecuada de los derechos, tanto del arrendador como del arrendatario. Además, también se prevé la adquisición de una vivienda por terceros.

Por lo tanto, cualquier contrato de arrendamiento urbano está sometido al régimen de esta ley, y deberemos acatarla para llevar a cabo nuestro arrendamiento de forma segura y legal.

Desde Martínez Cañavate Blanco Abogados te ofrecemos ayuda y te explicaremos claramente todo lo que tienes que saber sobre la Ley de Arrendamientos Urbanos y su última modificación, para saber tanto los derechos del arrendador como del arrendatario y sus otras importantes modificaciones.