Los abogados de derecho mercantil en Granada saben la gran cantidad de riesgos que deben asumir las empresas. A todos nos viene a la mente la volatilidad en materia de mercados o ventas, temas de economía y finanzas en general. Pero, además de riesgos en este ámbito, también se presentan situaciones en las que las empresas, como persona jurídica, pueden tener responsabilidad penal.

Desde hace unos años, la legislación permite que las personas jurídicas puedan tener responsabilidad penal, cosa que antes no sucedía. Pero en la propia ley se establece que si una empresa demuestra que ha tomado una serie de medidas específicas con el objetivo de evitar en la medida de lo posible la comisión de actos ilícitos, la empresa está exenta parcial o incluso totalmente de la responsabilidad penal que tuviera tener.

Como dicen los abogados de derecho mercantil en Granada, no hay mejor forma de reducir riesgos en materia legal que teniendo un buen plan de compliance de acuerdo con la legislación vigente.

En general, la aplicación del compliance debe ser un objetivo transversal que afecte a toda la empresa e incluso que pase a formar parte de la filosofía de la organización.

Las principales medidas de compliance son, por un lado, las relativas a la creación de un órgano de control independiente que se encargue de supervisar el correcto funcionamiento del compliance en la empresa, establecer mecanismos de regulación ante eventuales infracciones. Y por otro lado tenemos las medidas de protocolo y comportamiento, tales como la creación de un plan formativo sobre prevención de infracciones o la implantación de un código ético en la organización.

En Martínez Cañavate Blanco Abogados tenemos claro que todas estas medidas no solo ayudan a la empresa a prevenir riesgos, también son un incentivo para las buenas prácticas en la organización. En consecuencia, cualquier empresario debería valorar seriamente la aplicación del compliance en su compañía.